Saltar al contenido
Portada » Parking y ansiedad: ¿cómo reducir el estrés al aparcar?

Parking y ansiedad: ¿cómo reducir el estrés al aparcar?

  • Parkings

Una encuesta británica publicada en el Evening Standard reveló que las dos terceras partes de los conductores prefería cancelar sus vacaciones debido al estrés del aparcamiento. Este estudio es fácilmente extrapolable al resto de países europeos. La búsqueda de parking low cost cerca atocha, Barajas y otros puntos de interés puede generar altos niveles de ansiedad, pero mantener la calma y el control es posible con ayuda de la tecnología. 

 

En los últimos años se ha generalizado en el sector de la automoción la función park assist. Como indica su nombre, esta permite estacionar con ayuda de sensores, asistentes de sonido y pantallas de visualización. En unos casos, el sistema se limita a emitir avisos acerca de la proximidad de bordillos o de los vehículos inmediatos; en otros, asume el control del volante, de forma que el usuario se limita a acelerar, frenar y dar marcha atrás.

 

Las funciones park assist aportan una mayor tranquilidad a la mayoría de los conductores, al disminuir el tiempo necesario para estacionar y el riesgo de colisionar con otros vehículos. 

 

Otra solución interesante, de creciente aceptación en movilidad, es el uso de cámaras traseras. Por lo general, estas se instalan en un punto cercano a la matrícula posterior y muestran una visión nítida y precisa de la distancia entre el parachoques y los objetos inmediatos a él. Esta cámara se activa en el sistema multimedia durante la marcha atrás, de forma que no existe el peligro de que los más olvidadizos puedan estacionar sin su ayuda.

 

Es posible que el origen del estrés no se encuentre en las maniobras de estacionamiento, sino en su búsqueda, que puede suponer un quebradero de cabeza en las grandes ciudades. En este caso, se recomienda el uso de aplicaciones y herramientas como Telpark, Parkopedia, EasyPark o E-Park, que simplifican esta labor.

 

Ni qué decir tiene, además, que los conductores deben acudir con suficiente tiempo de antelación, especialmente a zonas tan masificadas como los aeropuertos, centros comerciales o estaciones de ferrocarril.